Inicio / Finalizan las obras de la interconexión

Finalizan las obras de la interconexión

Después de dos años de trabajo, este verano ha finalizado la excavación de las zanjas de la nueva interconexión eléctrica entre Francia (Baixas) y Santa Llogaia (España) así como la construcción de las estaciones conversoras.


Work on the Interconnection Project is Completed Fernando Huarte

 

Después de dos años de trabajo, este verano ha finalizado la excavación de las zanjas de la nueva interconexión eléctrica entre Francia (Baixas) y Santa Llogaia (España) así como la construcción de las estaciones conversoras.

Para transformar la corriente continua en corriente alterna en cada extremo de la línea (Baixas y Santa Llogaia) se diseñaron dos estaciones conversoras. Cada estación consta de dos edificios principales, que albergan los módulos de potencia (los encargados de la conversión de la corriente alterna en corriente continua), siete transformadores de más de 250 toneladas de peso (cuyo transporte desde Alemania ha precisado de una logística especial), un sistema de enfriamiento del aire y otros dos edificios más pequeños donde se ubica el equipo de control. Los trabajos para la construcción de las estaciones conversoras comenzaron en enero de 2012 en la zona española, un poco después en la francesa, y finalizaron agosto de 2014.

La excavación de las zanjas, por su parte, se inició en julio de 2012 y se acabó en octubre de 2013 en el lado francés mientras que en la parte española empezó en enero de 2013 y se terminó en julio de 2014. La nueva línea (que duplica la capacidad de intercambio de electricidad entre Francia y España) transcurre a lo largo de dos zanjas paralelas de 64,5 kilómetros de longitud (26 kilómetros en Francia, 30 kilómetros en España y 8,5 kilómetros en el túnel que atraviesa los Pirineos). La decisión de soterrar la línea para minimizar su impacto ambiental y social ha supuesto un reto tecnológico de primer nivel.

La anchura total de las dos zanjas más el espacio de separación entre ambas es de unos tres metros y la profundidad de 1,5 metros. En cada una de las zanjas se han tendido dos cables paralelos. Para evitar los obstáculos geográficos más importantes ha sido necesario realizar 37 perforaciones, 22 en España, y 15 en Francia. Además, para garantizar la máxima seguridad y limitar el impacto de la obra se diseñó una estrategia singular. Una vez excavadas, las zanjas se rellenaban al día siguiente después de haber colocado los tubos de los cables y el hormigón. En la excavación han trabajado cerca de un centenar de personas y la obra ha sido un ejemplo de cooperación, con varios equipos trabajando simultáneamente en distintos sectores para respetar las restricciones agrícolas y medioambientales, así como los periodos de trabajo acordados con los propietarios y agricultores.

Las pruebas para verificar el buen funcionamiento de la interconexión van a durar hasta su puesta en servicio a mediados de 2015.

CONTACTO PRENSA

Gabinetedeprensa@ree.es
Stephen.marie@rte.france.com

ZONA DE PRENSA

  • Notas de prensa
  • Imágenes alta resolución
  • Manual de marca
  • Iconografía

Ir a zona de prensa

VÍDEOS

UE

La presente publicación sólo refleja las opiniones del autor. La Comisión Europea no es responsable de ningún uso que pudiera hacerse de la información que contiene.

© Inelfe (INterconexión ELéctrica Francia - España), INELFE SAS. Tour Initiale, 1 terrasse Bellini TSA 41 000. 92 919 Puteaux la Défense Cedex